Sistemas activos
En el 2008 existen dos tipos de conceptos de reglaje utilizados en vehículos. Independientemente del concepto implementado el conductor del vehículo recibirá, según el fabricante, una señal acústica u óptica o una mezcla de ambos según la distancia a un objeto. La versión exclusivamente acústica alterará la frecuencia del pitido hasta hacerlo continuo a medida que el vehículo se aproxime a un objeto, activándose a distancias menores de aprox. 30 cm. Los sistemas óptico-acústicos muestran por medio de LEDs o gráficos la distancia de forma visual. El BMW X5 supuso un avance en este campo haciendo uso de una cámara trasera y de ayudas gráficas en forma de guía (overlays) mostrando dinámicamente la ruta seguida por el vehículo según el giro del volante y así ver la trayectoria teórica de éste en la pantalla de la videocámara.

Sistemas basados en ultrasonidos

Estos sistemas funcionan con sensores de ultrasonidos, que están integrados en los parachoques. Se diferencia entre sistemas de 2, 4 y 6 canales, o sensores circulares insertados y pintados con el mismo color que su entorno. Cuantos más sensores más precisa será la medición resultante de todos ellos, si bien, como es evidente, un vehículo más ancho precisará de más sensores que uno estrecho. Los sensores envían y reciben señales de ultrasonidos y envían los datos recibidos a una centralita electrónica para que sean procesados y se calcule la distancia menor a un objeto.


Sistemas autoaparcamiento

Además de los sistemas que controlan la distancia del vehículo a los objetos cercanos, también hay asistentes de aparcamiento que se encargan de realizar la maniobra completa por sí solos, girando el volante y desplazando el vehículo de forma automática. La base es un sistema de aparcamiento activo tal y como los descritos previamente junto con una servo electromecánica, propulsada por un electromotor, así como sensores de medición en dirección transversal a la dirección de movimiento del vehículo. Algunos requieren también de una cámara trasera con la que el conductor pueda elegir la plaza de aparcamiento deseada antes de que comience la maniobra de aparcamiento automática.Después de que la maniobra se inicie al presionar el botón, los sensores miden en dirección transversal el hueco libre. Si el tamaño de la plaza de aparcamiento es el suficiente, el conductor recibirá una notificación. El conductor no tiene más que parar el vehículo a una cierta distancia de la plaza de aparcamiento, poner la marcha de atrás y pisar el pedal del acelerador con cuidado si la situación del tráfico lo permite. El asistente de giro se encarga de girar el volante en ambas direcciones. En el momento en que el vehículo alcanza la distancia mínima hacia atrás, el conductor debe frenar, poner la marcha hacia delante y entonces él mismo ha de conducir hacia delante. Las maniobras necesarias se llevan a cabo con la ayuda de guías de clotoide con un cálculo constante de recorrido del ángulo. Debido a que el conductor es quien pisa el freno y el acelerador, es él el responsable del aparcamiento. Este tipo de sistemas están disponibles en las casas Audi, Lexus, Toyota y Volkswagen
Sensores para aparcamiento por Ultrasonido
Funciona por la emisión y recepción de ultrasonidos, a partir de los rebotes en los obstáculos dentro de su campo de acción. Estos ultrasonidos son generados por un circuito electrónico que es el encargado de recibir, procesar los rebotes y calcular la distancia a la que se encuentra el vehículo del obstáculo, indicándole al conductor de su aproximación mediante un dispositivo acústico instalado dentro del vehículo.

Sensores de estacionamiento magnéticos o zumbadores

Los sensores magnéticos detectan cuándo un gran objeto metálico altera el campo magnético terrestre. Este sistema esta formado por unos sensores que en todo momento detectan los obstáculos que puede encontrar en la parte posterior y delantera de su vehículo y que gradualmente con un sonido que pasa de grave a agudo y varia en constancia sonora va aumentando la repetición según nos aproximemos al obstáculo en cuestión.

Sensores y cámara para ayuda a estacionar

Esta compuesto por un monitor que incluye una cámara exterior de color. Esta cámara se coloca en la parte trasera del vehículo, permitiendo ver en todo momento lo que hay detrás. Además incluye cuatro sensores que en todo momento detectan los obstáculos que puede encontrar en la parte posterior de su vehículo y le avisan con un mensaje en el monitor y unos pitidos.

Detalles de la cámara y su tecnología

La cámara Incluye tecnología punta que detecta la luz. En el momento en que la cámara detecta que no hay iluminación, pasa al modo noche. El video entra al monitor por el cable de conexión que incorpora. El monitor permite invertir la imagen. Idóneo para coches, autocaravanas, caravanas, furgonetas, etc. Para realizar maniobras marcha atrás, aparcamientos, operaciones de carga, seguridad y vigilancia del vehículo, etc.

INFORMACIÓN OBTENIDA DE WIKIPEDIA.ORG Y YOUTUBE.COM